miércoles, 22 de julio de 2009

otra de paul

Hace poco el nicolás apareció por la puerta de la cocina diciendo que había leido o visto en internete, una entrevista donde paul macartney habia dicho en el año 1973, que la causa por la que no podían juntarse los beatles era por culpa de la yoko ono. Y a mí se ma había olvidado esa leyenda de la no juntura de los beatles, y recordé que cuando yo era un jóven, un teddy boy, como de 14 o 15,o 16 años,también me tragé esa que dijo paul y también odié a esa perra de la yoko ono.
Pero ahora crecí y estoy "casado con hijos". Así que aprendí efectivamente que las mujeres son super pero super brujas y pèsadas las tontas . Pero son ricas, y ese es nuestro problema; porque uno debe aprender a tratarlas como si fueran seres humanos. Y eso cuesta. No como al comienzo, en que uno es más animal que otra cosa, y quiere puro meterlo , rápido y furioso.
La cosa es que uno después cacha que la yoko era una loca bruja normal, no más, como cualquier mujer del mundo, y si los otros no se juntaban era porque entre ellos no podían.
Paul macrntney seguramente le echó la culpa a la loca, porque para paul macrtney,las minas tienen la culpa. Y es un gran prócer del machismo. Por algo hacía zumbar a la coja de la señora.
Seguro que paul era un chuchesumadre en esa época y debe seguir siéndolo hoy.
Lo que debe haber pasado en la época, es que john lennon no debe haber querido juntarse y debe haberle dicho a paul y los demás que la yoko no lo dejaba salir a los ensayos y a esas cosas. En esa época john también debe haber sido un gran hijito de puta. Por algo la señora lo echó de la casa . Y john se fué a vacilar por un año y tres meses. Y anduvo con su secretaria, may ling, y hacía el loco con amigotes drogos y borrachines.( 10 años atras estaba en la cresta de una extraña ola que hacía a los músicos cansarse de tanta tontera ).
Pero john después cambió para mejor, y se cachaba en una parada más madura, más democrática y más personal. Talvez por eso lo mató el otro .
Y a paul extrañamente parece que nadie quiere matarlo, excepto sus pololas.
Claro que con una loca coja hay que tener el doble de paciencia, porque debe ser el doble de bruja.
Aunque por ahí tiene algo de erótico eso de imaginarsela desnuda por detrás y con su muñon rico.
Pero el loco perdió la paciencia. A lo mejor ya estaba viejito y no podía darle como ella quería.
Ella quería a lo perrito cojo.

No hay comentarios: