domingo, 30 de mayo de 2010

Lavín y piñera eran y son muy buenos

Una vez.hace unos 10 años atras,llegó por aquí por Quilpuelandia,un cubano que se llamaba,( se llama todavía), Ari Costa. Y era un revolucionario cubano de tomo y lomo. Fidelista y Guevarista desde el año 1959, cuando tenía 15 años,y portaba un mosquete para matar a los Batistianos.
También estuvo en Africa sirviendo bajo las ordenes del mismísimo Che Guevara.Creo que por ahí por el Congo Belga era la cosa.
Era un héroe,un ídolo con la pura entrada.
Y era buena onda,el compadre, al final de cuentas.
Uno al comienzo los vé como unos héroes de la causa, y piensa que hay que difundirlos y moverlos para que la gente los conozca.
 Pero después,con el tiempo,se ve un poco más allá de las luces y ellos se empiezan a ver como cualquier humanoide tipo chilensis, y ahí la cosa se pone peluda.
Aris andaba por estas tierras,buscando la forma de vender sus cuadros  de  óleo sobre tela y  hacerse rico y famoso
a cualquier precio.
Pensó que aquí en Chile,donde vivía su hija hacía ya varios años(en Quilpué) ,era la oportunidad que esperaba. Y haría de Quilpué su campamento base guerrillero.
 Pero las cosas no siempre salen como uno quiere, sobretodo cuando se es un ser humano.
Fue un poco confuso el final de esta historia, yo no la recuerdo muy bien,pero creo que el asunto era que tenía que volver a Cuba por el asunto de un permiso que tenía y ya se le acabaría.Y quería que yo le vendiera los cuadros.
Pero yo no quise, y ahí se acabó todo.
La historia corta es que las telas estaban todas resquebrajadas y era imposible venderlas en el mercado que él quería. Y quería como 500 lucas por tela.Lo que significaba ir a santiago y tratar de vender telas resquebrajadas.Y eso era una gran lesera.
Esto se lo dije a él, y después se lo dije a su señora esposa (cuando me fué a ver a mi negocio de revistas) ,que era una señora del Partido Comunista Cubano(igual que él).Pero parece que tenía más jinetas.Creo que era algo así como una delegada.Y se veía buena onda la señora,a la cubana.
 Pero también creo que me odia por el desaire.
A mí los monos que hacía el Costa me gustaban .Pero no eran de tipo artístico,como le ponía él .Eran paisajes típicos de cuba y pájaros típicos de allá, Algo más ligado a la artesanía. Muy bien hechos,muy buen oficio,muy bonitos.      Óleo sobre tela. Era realmente un gran dibujante
Recuerdo que uno de los últimos episodios con él,   fue una vez que le dije que se dejara de wear con esa de "arte moderno",o"cuadros del artista internacional cubano...".Y las vendiera como ilustraciones de cuba".    Porque el golpe era más efectivo que el otro,
.Con el otro concepto, debe haberle pasado a la gente lo que me pasó a mí cuando lo escuché las primeras veces.        Pensé que su trabajo plástico era de rigor artístico y que era famoso como él decía que era.         Decía que tenía pinturas en 32 países del mundo,y que cómo no iba a tener una aquí, que era donde vivía su hija.
 Entonces,sucedía que uno veía las pinturas y se daba cuenta que en realidad el Costa vendía pinturas en una plaza de Cuba, a los turistas que paseaban, y que eran más o menos lo mismo que esos cuadros de Valparaiso que venden en la calle Valparaiso de viña del mar.
Estos de cuba  se veían mejor,eran más elegantes y pulentos.
Y como era sencillito, él se presentaba como un gran artista plástico,entre otros grados que se ponía. Yo lo conocí en el local del Partido Comunista de Quilpué,cuando estaba de candidata la Gladys Marín, y los viejos del Partido tenían arrendado este local oscuro y sin ventanas.
 Que estaba perfecto para los viejos del partido,que no le gustan mucho las ventanas,porque se dentra la democracia.
La cosa es que ahí estaba habla que habla, yo entré y nos presentaron.  Le conté que también pintaba.     Y se largó a hablar como cubano, habla que habla.
Contó que era Sicólogo,   Cientista político    ,Filósofo,     Poeta,     Maestro de bellas artes, Diseñador  y varias cosas más. Tenía como 10 títulos universitarios.   (  Porque allá es gratis la educación.) También siempre estaba echándose flores por alguna cosa.    Cosa que se pone sospechosa.
Yo noté algo que he visto en otros cubanos que andan por acá.Y es que son buenos para echarse flores.    Se pegan la media quebrá a la primera. Como tratando de empatar y ganar .
Entremedio había sido soldado, luchado en Africa con Silvio Rodriguez, ( decía que él había descubierto a Silvio R) ( Cuando contaba algo, daba la impresión que él salía de carrete con Silvio y el Ché y Fidel, todos juntos como buenos drugos) también era miembro del Partido,y algo así como un CNI.cubano.
  Puf, tenía cualquier cuerda, y hablaba de todo, pero se cachaba algo antiguo el discurso en general, antiguo de antes del bloqueo.
Se pegaba( o se pega) con Lennin ,   Marx y esos teóricos que nosotros no pescamos ni en bajada.
Aquí en chile como somos re chaqueteros,desconfiamos altiro.    Así es que yo no le compré mucho las acciones. Se notaba algo confuso en las leseras que para nosotros sólo son leseras:
Quería ver al alcalde Lavín,para que lo promoviera en el Santiago pudiente.La idea era buena...pero para Lavín.
Se regocijaba por sentarse en el café "la Bonbonera"(dueño ex cni.) a tomarse unos cafés y leer el "Mercurio.Esta idea también era buena...para el CNI. y el Mercurio.
Y alucinaba,igual que su señora,con los supermercados llenos y abarrotados cada día del año.Y las tiendas llenas de gente comprando, y el poder de comprar comprar porque hay de todo.
Ah,era un gran pelmazo este Aris Costa.
No dejaba de haber una suerte de voltereta tragicómica en todo esto,porque de donde ellos venían, no tienen mucho para comprar, y la gente de acá,sufre cada día por tener que seguir comprando weás y no poder dejar de hacerlo.
 Entonces,a uno le da por pensar que porqué chucha no se vienen los que quieran para acá y los que quieran irse para la isla que se vayan.
En fin, la hermana de este Costa era una especie de Ministra de Cultura(comisario). Y él le mandó una carta( que les leía a todos)antes de venir a Chile ,donde le pedía un permiso especial para poder salir de Cuba para tentar suerte en Chile y visitar a su hija y nietos. Y viva fidel.
Aris  ya se estaba jubilando del Partido y de Cuba,y quería vivir la vida loca de artista.
Yo lo veía como que sentía que ya había cumplido con la causa revolucionaria,y ahora que tenía unos 65,quería largarse a otro lado y hacerse rico y famoso en otro pais,y tener todas las grandes comodidades que nos entrega el gran sistema económico de los EE.UU.............Esta idea también es buena...para EE.UU.
Me imaginé que todas esas ideas le habían nacido por la hija que llevaba sus años viviendo aquí, y que le contaría lo pulento que era .   Cuando hablaba con ellos daba la impresión que votarían por Piñera sin asco,y dirían que lo hicieron por la Gladys.           Cosa que puede ser correcta si agarran algo como una pega.
Lo otro era que Costa  pertenecía a una cierta clase alta de Cuba,    donde habían llegado a poseer ciertas cosas que para la mayoría del pueblo estaba bien lejos de ser.
  Ellos tenían mejores equipos de sonido,o televisores,o electrodomésticos en general,   mejor ropa ,o vehículo.   Él había sido militar y miembro del Partido,su señora era algo como Diputada,y su hermana ,algo como Ministra.   Entre él y su señora sumaban como 40 títulos universitarios. ( parece que en cuba para tirarse peos,hay que tener titulo). Así que parecía lógico y muy humano el deseo de Costa de cambiar o mejorar su estilo de vida. A uno más a su" altura".
Hoy día la gente que pertenece a un país en desarrollo como Chile,   no piensa jamás en cosas como revoluciones o alzamientos.
Hoy día cualquier pequeño burgués chileno,tiene tantas cosas ganadas(posttítulos,  yoga,   auto nuevo, la parcela ,vacaciones en otros paises   etc) que pensar en Cuba como una Revolución ,es pensar en gente con poleras baratas,pantalones cortos y condoritas,así como pensar en Haití,todo barato y picante.   Para peor ,todos delgados y sin estrés.      Ja ja. Hoy día nadie quiere ser delgado,   porque tiene que notarse la cosa ,la plata , el nivel  .Pero cuando quieren adelgazar    .Todos quieren adelgazar con sicólogos o siquiatras.        Para ellos  , pensar en cuba es pensar para atras,  no para adelante.
En fin, Ari Costa era un cubano revolucionario que se hacía entretenido contando detalles de Cuba,pero eso de querer ser chileno picante daba lata,porque a mí el shileno picante me tiene harto, y no quería verlo en unos compadres cubanos.
Y el asunto de las telas resquebrajadas pasó por mandárselas enrolladas a su hija .
Y la carta para la hermana comisario duraba como 5 horas.Y se las cantaba a todos.

Epílogo: Pasó hace un tiempo atrás y ahora andaba diciendo que había sido un doble agente. Que también trabajaba para la CIA.

1 comentario:

felipe montalva dijo...

tremenda crónica, emeache.
brutal, perturbadora, cautivante hasta el final... y como una teleserie caribeña, sin piedad

salud!

fm.